SI NECESITAS ENTRENADOR NO DUDES CONTACTAR CONMIGO:

LICENCIADO EN CIENCIAS DE LA ACTIVIDAD FÍSICA Y EL DEPORTE

ENTRENADOR NACIONAL DE ATLETISMO
ENTRENADOR SUPERIOR DE TRIATLÓN
ENTRENADOR NACIONAL DE NATACIÓN
waltrapanumberone@hotmail.com

HOMBRES DE HIERRO HAY MUCHOS....TITANES, SON POCOS LOS ELEGIDOS..

Mucho tiempo sin escribir por este espacio y la verdad, es algo que me duele pero las nuevas redes sociales, acaparan la principal atención de la mayoría de nosotros....

Hoy renazco de las cenizas para contaros una historia muy bonita,tal vez increible, algo inhumana, pero real. Tan real como cada uno de los que cruzamos la ansiada plaza de Zahara de la sierra el pasado sábado 26 de Septiembre de 2015...

11 ediciones han pasado desde que por primera vez me propuse luchar contra los elementos y enfrentarme a esta prueba titánica.

Mucho se ha escrito y mitificado a uno de los triatlones más duros de nuestro panorama nacional y porque no, incluso de muchas partes del mundo.

Mi visión de todo ello va algo más que lo que pueden expresar unas simples palabras. Hay algo de amor, compañerismo, misticismo, superación, dolor, esfuerzo, amistad, sufrimiento y por supuesto mucha pasión.

Durante mis 9 participaciones he conocido triatletas de todo tipo, mas grandes, más fuertes, más rápidos, pero sobre todos con un gran corazón y con un objetivo común, superarse así mismos y cruzar no importando el tiempo, esa mítica plaza.

Esta edición fue especial, ya que el año pasado debido a condiciones climáticas adversas no pudimos realizar el segmento de bicicleta y la espina se quedó clavada en lo más pronfundo de nuestro ser.

El día amaneció perfecto, un clima excepcional, nada de viento y con una estampa de ensueño con el pueblo de Zahara a los pies del precioso pantano.

140 valientes nos enfrentabamos a 4000 m de natación, 120 km de bicicleta con 3 puertos titánicos y 30 km a pie de durisimas e interminables rampas.

Decido nadar con un neopreno sin mangas pues el gran reto del año (HISPANO con sus 10.000 m de natación me dejarán los hombros cargadetes) y así voy probando sensaciones. Hace ya algunos años, dejé un poco de lado la natación y aunque es "mea culpa" poco a poco vuelvo a retomar sensaciones perdidas del medio que más me gusta en triatlón....

En la natación de esta prueba, nunca he tenido mayores complicaciones de golpes, agobios o situaciones estresantes y de hecho, normalmente tratamos de nadar con ahorro de energía porque sabemos que el día después se hace muy largo.

Así pues salgo a un ritmo cómodo tratando de concentrarme en alargar brazada y superar el triangulo de boyas de la primera vuelta. En todo momento veo a un grupo cabecero que llevan un ritmo más elevado que el mío pero trato de tener referencias visuales y que no se distancien mucho.

Primera vuelta y voy cómodo así que decido aumentar un poco el ritmo y tratar de acercarme a ese grupo, mis esfuerzos son en vano y ya termino la segunda vuelta sólo teniendo la sensación de haber disfrutado y no hacerse eterna la natación. Salgo en posición 21 contento y sabiendo que poco a poco voy recuperando sensaciones perdidas...

Transición rápida y tranquilo reseteando mente y concentrándome en el plato fuerte del día: 120 km (3000 y pico de desnivel acumulado) con subida al puerto de las Palomas, Montejaque y el Boyar. Nada más salir de boxes, trato de meter el 53 y mis intentos se quedan en eso. Vuelvo a cometer un error de principiante por no probar la bicicleta antes de dejarla en boxes. Ya no hay vuelta atrás y me tengo que conformar con el 39/11.

Comienzo la ascensión de las Palomas a un ritmo llevadero y esperando que las piernas, muy pesadas, empiecen a funcionar y me dejen ir más cómodo. 

Durante casi toda la ascensión comparto km con Diego Galindo y Juán Manuel Valle. Coronamos y nos cantan entre los 20 primeros. La cosa pinta bien así que meto la directa hacia Grazalema e intento no perder mucha distancia con el grupo de cabeza. Bajamos Gaidobar y cuando llego al inicio de la subida a Montejaque, mis cuadriceps me avisan de calambres. Algo un poco inexplicable y que raramente he sentido en la bici pero tengo que luchar con ello. Llevo 50 km y me quedan aún 70 con un desnivel brutal. Toca tirar de coco, hidratarse, tomar sales, comer pero aquello no mejoraba....

Entro en otro planteamiento de carrera y me dejo venir un poco porque en esas condiciones, puedo sufrir mucho en el sector a pie. Poco a poco voy lidiando con los amagos de calambres y los km van pasando hasta que me planto en el Bosque preparado para subir otro de los grandes de nuestra sierra de Cádiz: El boyar. Allí están mi mujer, Luis Campayo, Rubio y muchos conocidos dejándose la garganta y animando como si les fuera la vida en ello. En ese momento todo dolor desaparece, y lo unico que quieres es subir lo más rápidamente posible para que ellos vean que agradeces sus ánimos.

Voy ascendiendo poco a poco pero lejos de mis ilusiones, vuelven los calambres y ahora si que empiezo a pasarlo mal, la velocidad decae y me pasan con bastante facilidad. Son momentos duros que a lo largo de todos estos años, he podido encajar en mi mente, sufrir en silencio, y luchar mentalmente, porque sabes que tarde o temprano, volverás a recuperarte y podrás seguir hacia delante.

Ya veo la cima y pienso que sólo me queda un último esfuerzo para vencer a las Palomitas. Me cruzo con Javier Pagliani y sus comentarios me hacen volar. Ahora si voy a por las últimas rampas y decidido bajar hacia Zahara para comerme esos 30 km a pie.

Llego a boxes con 5h 01 min habiendo perdido algunas posiciones pero orgulloso de haber vencido una vez más, a esos puertos titánicos siendo un trinquete y un negado escalador.

Aún así en boxes hay poquitas bicis así que me pongo manos a la obra y transiciono lo más rápido posible. Cojo varios geles y ya sólo pienso en correr lo más rápidamente posible para ir recuperando posiciones. El primer km se me atraganta pero a partir de ahí, voy consiguiendo mantener una velocidad crucero y voy dando caza a algunos competidores. Conozco bien el terreno y se que la vuelta desde Algodonales es relativamente más rápida. 

Me cruzo con los primeros y me emociono de ver como son capaces de luchar durante tanto tiempo llevando un ritmazo. Que de trabajo hay detrás de cada uno de ellos. Animo a Niki, David Caldeirao, Gabi, Dani Pérez, Taboada, me hace más ilusión verlos volar que mi propia carrera, pero ello me llena de energía de nuevo y sigo luchando por aumentar mi ritmo.

Llego a la plaza de Algodonales y el Gran Gurry Arias, me canta que voy el 20 y poco. Mi mente ha superado a mi cuerpo de nuevo y los calambres han desaparecido, pongo la directa hacia Zahara y ahora si que voy recuperando sensaciones. Ya sólo me concentro en intentar recuperar puestos y coronando la presa, me cruzo con Manuel Olmo, Miguel Angel Sánchez Pavón, con muchos conocidos y les animo para que no se rindan, esa plaza es nuestra. Veo a Diego Galindo que va muy tocado caminando hacia arriba de la presa le doy ánimos pero va muy tranquilo y concentrado, está haciendo una gran carrera.

Una vez en boxes, me avituallo para encarar los últimos 13 km pero de nuevo, mi cuerpo me abandona y vuelven los calambres. Aquí entro en modo supervivencia y lo que me queda es un calvario conocido, pero que nunca quieres o crees que va a llegar. La lucha se convierte ahora en intentar  no andar y concentrarte 100% en tu cuerpo y tus sensaciones. 

Vas viendo como los compañeros cuando te los cruzas, nos vamos dando ánimos y deseos de llegar ya a la plaza. Es un momento duro pero inolvidable para tus retinas. Horas, días, meses y años de preparación para llegar hasta ese momento y aunque maldices a todo lo que te rodea, estás deseando volver a tener esa sensación en tu cuerpo, ese veneno que te recorre por las venas y que ya nunca más, te abandonará hasta el fin de tus días....

Ya sólo me faltan 9 km desde que baje al "boquete de la playita de Arroyomolinos" pero mi cuerpo no quiere luchar más, me pasan compañeros pero ya todo da igual, 5 puestos arriba, 5 puestos abajo...la recompensa se encuentra en la plaza de Zahara y allí tienes que llegar.

Encaro por fín los 2 últimos km de subida hacia el olimpo y ya escucho al speaker dando la enhorabuena a los finalizados. Ahora si, echo la mirada atrás y recuerdo como después de 9 participaciones, sigo siendo el mismo: un cabezón empedernido, un loco desorganizado en los entrenos, un animal sin control, un admirador de los grandes campeones pero sobre todo, uno más de esta gran familia. La familia del titán sierra de Cádiz....

Cruzo esa plaza de nuevo, con ganas, energías, rabia, alegría, dolor y con mucha pasión por lo que hago. Una vez más, volveré y prometo intentar superarme personalmente. Larga vida al TITÁN

Enhorabuena a todos los que cruzaron esa meta, independientemente del tiempo empleado. Sois muy grandes y os mereceis un gran aplauso.

A mi familia, mi gente y todo lo que rodea al mundo del deporte. Os quiere....un pasionario

CONTADOR DE VISITAS

contador de visitas

El sueño de cualquier triatleta sigue siendo participar en el Ironman de Hawaii, nadar 3.8 kilómetros, pedalear 180 y correr 42 bajo un sol de justicia y una humedad asfixiante es un reto solo apto para super atletas. Como antiguamente hacían los piratas con el rostro de sus novias, algunos triatletas llevan pintado en el cuadro de su bicicleta un lema que resume su vida: IRONMAN: "Mi sueño es Hawaii"


INNOVACIÓN, TECNOLOGÍA Y CONFORT

VIVE LA ESENCIA...

1 x ULTRAMAN Finisher (10-360-84) HISPANO 2015


17 x Ironman Finisher:






-LANZAROTE: 2005, 2008, 2009, 2011(10h56min), 2015





-NIZA: 2006 (12h06min)





-INGLATERRA: 2007 (11h03min)





-SUIZA: 2009 (9h 52min)




-IRONCAT: 2010 (10h51min)



- FRANKFURT: 2010 (10h38min)



-NIZA: 2011 (10h07min)



-AUSTRIA: 2013 (9h44min29seg) MMP


-IRONMAN IBERMAN-HUELVA: 2013 (11h05min)


-IRONMAN IBERMAN-HUELVA: 2014 (13h08min)

-EMBRUNMAN:
2014 (15h05min)

-IRONMAN LANZAROTE:2015 (12:05 min)

-IRONMAN VITORIA 2016: (10h 15 min)

-IRONMAN BARCELONA 2016: (10h00min)




DEJA TU COMENTARIO






NO TE LO PUEDES PERDER...